Nunca se habían hecho una sesión de fotos en pareja, y ahora que pronto dejarán de ser solo dos, se han dado el capricho. 

Creo que pasar de ser dos a pareja con hijo, tiene dosis de ilusión y de vértigo por igual.

Es un momento realmente irrepetible, porque aunque es un cambio que nos llena de alegría, lo cierto es que la intimidad del tu a tú desaparece por un tiempo, y cuando regresa lo hace cambiada. 

Por eso, me pareció una excelente idea aprovechar esta etapa, para dar un paseo a solas sin prisas, mientras se dejaban mirar bonito por mi objetivo.

Así convertimos un paseo tranquilo, en un reportaje  de fotos de pareja romántico y divertido

Las flores, la luz, y la certeza de que nunca más volverán a ser dos. Tres ingredientes que convirtieron este reportaje de fotos de pareja, en una sesión romántica y divertida, en la que me sentí una auténtica paparazzi.

sesiones de fotos con pareja madrid

Fotografié sin interrumpir

Con discreción de ninja, agazapada entre los arbustos. Así pude capturar los mejores “momentos burbuja” de éste bonito paseo, para convertirlos en sus fotos de pareja más especiales.

Una fotografía se convierte en un tesoro, cuando atrapa un recuerdo verdadero. Dejar que las cosas pasen delante del objetivo, ser testigo hasta que llegue el instante perfecto para hacer “click”.

Observar sin interrumpir, es una premisa básica para una fotógrafa familiar.

sesion fotos en pareja

Bailaron entre las flores…

Durante las sesiones familiares siempre hay momentos de juego en los que los niños realmente se olvidan de que estoy ahí para hacer fotos.

Sin embargo, que una pareja de adultos se relaje hasta ponerse a bailar como si estuvieran solos, es más difícil. Pero pasó.

Los jardines vacíos, el olor de las flores, la luz del atardecer…se dejaron llevar y pude atrapar un momento feliz para siempre.

Está claro, cuando cambiamos el “vamos a hacernos fotos” por «vamos a pasear sin prisas”, la magia sucede.

sesion de fotos con pareja

Vivirlo, capturarlo y recordarlo siempre con fotos de su embarazo

Sin duda, para lograr estas imágenes, fueron imprescindibles sus ganas de vivir y recordar juntos esta etapa tan especial.

Siempre insisto en que las fotos de embarazo deben ser personalizadas, puesto que no hay dos iguales. Ellos se dejaron llevar por el momento, hasta convertir la sesión en una cita romántica, de la que yo solo fui testigo.

Ahora tienen fotografías a las que regresar siempre que necesiten recordar que juntos bailaban entre las flores.

sesiones fotos de pareja en madrid
sesiones de fotos pareja madrid
reportajes de pareja madrid
precios sesiones
pideme mas info